Quienes somos

cabecera quienes somos

Divingmar nace en 2015 en Málaga (España), pero para conocer su origen debemos trasladarnos a Sajalín (Rusia) en1992, cuando GIP BINOM (Grupo Industrial Pesquero Binom) es creada tras la unión de varias cooperativas de pesca en la provincia de Sajalín, centradas exclusivamente en la extracción y el procesamiento de recursos biológicos marinos. La abreviatura Binom se podría traducir como: “Recurso marino Biológico no explotado”.

GIP BINOM desarrolló un trabajo científico de investigación biológica para desarrollar nuevos objetivos, cuyo enfoque primordial era el uso sostenible de los recursos marinos.

Los resultados del trabajo de la empresa fueron analizados en la sesión del Consejo Científico y Técnico del Ministerio de Pesca de Rusia y recibieron una valoración positiva de destacados académicos y expertos de la Industria Pesquera.

En 1997 Binom fue reconocida como mayor productor de cangrejo del mundo.

En 2002 amplió la estructura de su negocio poniendo en marcha la producción de Agar-Agar y suplementos dietéticos.

En 2013 una filial de Binom, Nika centra sus esfuerzos en el estudio para la extracción de Laminaria japonica de Sajalín, especie autóctona propia de fondos rocosos de aguas muy limpias y frías donde forma bosques de laminarias.

Todos los avances tecnológicos que adquiere Binom desde sus comienzos, hoy en día se aplican a su explotación de manera tradicional y sostenible.

Para distribuir sus productos en el Lejano Oriente Binom crea en Moscú una filial ALGAE WORLD, S.L.

En 2015 empieza la exportación de alga Kombu a Europa, creando una delegación en Málaga (España), Divingmar Cosecha Marina, una joven empresa formada por un equipo de profesionales del medio marino y el comercio, con un único propósito: ofrecer un producto de excelencia a Europa, acordes con las nuevas exigencias del mercado alimentario.

Nuestra filosofía y razón de ser se basan en tres pilares fundamentales:

  • El trabajo en equipo, tanto del equipo español, como del equipo que trabaja en origen, combinando experiencias.
  • La confianza en nuestro producto, el alga Kombu (Laminaria japonica) silvestre, única y de excelente calidad.
  • Y la sostenibilidad de la especie.

Maravillados con la calidad y con las propiedades nutricionales del alga Kombu de Sajalín, y siguiendo los estrictos controles gubernamentales de calidad, Divingmar Cosecha Marina apuesta por la comercialización del alga Kombu, una verdura marina sorprendente versátil y extraordinariamente beneficiosa para la salud en general.

La recolección

cabecera la recoleccion

“El alga Laminaria japonica de Sajalín”.

Las algas permiten cumplir el sueño de Hipócrates.
‘Nuestra comida es nuestra medicina y nuestra medicina es nuestra comida’.

Las algas son la cuna de toda la vida en el planeta, y los más antiguos representantes de la flora en el mundo. Tienen la capacidad de acumular sustancias extremadamente útiles a partir del agua de mar, en un grado mucho mayor que cualquier otro producto marino. Las algas fabrican el 80% del oxigeno que respiramos y contienen entre diez y veinte veces más minerales que las verduras terrestres.

De las más de 25 mil especies de algas marinas, desde la antigüedad siempre se ha dado preferencia a las algas pardas – las Laminarias. De las más de 100 especies de Laminarias, la más valiosa por su sabor y su contenido en nutrientes, es la Laminaria (saccharina) japonica, que crece de forma natural en las aguas costeras de Hokkaido y en la región de la isla rusa de Sajalín. La composición química y la temperatura óptima, aguas limpias y frías, proporcionan a las algas el efecto de una maduración excelente y una capacidad de crecimiento grandiosa, pudiendo llegar a crecer 500.000 toneladas en esta zona.

La Isla de Sajalín es una zona estratégica por la riqueza de sus aguas.

Su recolección:

La extracción del alga Kombu se produce en los términos establecidos por el reglamento de Pesca Sajalín-Kuriles, esperando 2 años para que biológicamente cumplan los requisitos plenos de un alimento extremadamente activo, y apto para la alimentación humana, garantizando la sostenibilidad de la especie. Actualmente nuestra empresa recolecta 24.000 toneladas de alga Kombu (Laminaria japonica) al año.

La extracción se hace manualmente, y sólo se recolectan las Laminarias de 2m a 4m de longitud, sujetas al sustrato, además sólo se hace cuando el mar está en calma, de esta manera las Laminarias no se mezclan con la arena que sube del fondo, y el alga queda completamente limpia una vez extraída para proceder a su secado. En los últimos años se ha desarrollado tecnológicamente un sistema de secado muy avanzado, reduciendo considerablemente su tiempo, de 12 horas a 8 horas.

Una vez extraídas se llevan directamente a la fábrica de procesamiento. Las instalaciones permiten producir 40 toneladas de alga Kombu en hoja, 300 toneladas de alga Kombu en juliana y 5 toneladas de alga Kombu en copos, el sistema de maquinaria en módulos, así como las amplias instalaciones, nos permite ampliar el producción según la demanda del mercado Nacional e Internacional, a gran escala, pudiendo abastecer a cualquier mercado.

El alga Kombu en la Industria alimentaria

cabecera el alga kombu en la industria alimentaria

Algas Comestibles. Un secreto natural para una vida saludable.

Los beneficios en la salud en relación al consumo de algas marinas son reconocidos desde hace siglos, particularmente en Asia, donde las algas marinas son un recurso muy apreciado por su contenido nutricional. Algunas especies, son especialmente seleccionadas, además de por su contenido nutricional, por su sabor atractivo, textura y versatilidad culinaria, como el alga nori (Porphyra tenera), lechuga de mar (Ulva lactuca), Wakame (Undaria pinnatifida) Hijiki (Hizikia fusiforme) y Kombu (Laminaria japonica).

Las algas en general constituyen un alimento sano y completo, perfecto para nuestra época; en la cual, el pésimo hábito alimenticio, el consumo de alimentos altamente procesados, y el exceso en la utilización de sustancias químicas en la agricultura, desvirtúan el sentido de la nutrición, además de debilitar el organismo.

Investigaciones realizadas, señalan que la ingesta de algas de manera habitual, provocan efectos favorables en la salud, relacionados con los componentes químicos derivados de la biosíntesis de las células vegetales marinas, moléculas como polifenoles, ácidos grasos esenciales, pigmentos, fitoestrógenos, proteínas, vitaminas y minerales, son objeto de estudio y buscados incesantemente para ser utilizados como base de alimentos funcionales y saludables (Chann, 1997).

La gran variedad de componentes nutricionales que conforman las algas propician la formulación y desarrollo de nuevos alimentos, los cuales por sus propiedades físicas, químicas y biológicas pueden ayudar a una nutrición adaptada a cada caso o situación fisiológica individual, contribuyendo a mejorar la salud y bienestar, junto con prevenir o hacer más tolerable muchas enfermedades como cáncer de colon, arteriosclerosis, obesidad y problemas cardiovasculares entre otras (Sanz, 2000).

Son muy poco los productos que cumplen con las características de ser beneficiosos para los consumidores con carencias fisiológicas y nutricionales especiales, y los existentes lo son gracias a que se le ha añadido una sustancia específica, cuyos efectos favorables han sido científicamente probados. Pero en el caso particular de las algas, estas pueden llegar a constituir un alimento funcional por sí mismo, es decir, no sería necesaria enriquecerlas.

  Descargar Dossier

  Descargar Dossier Congreso SACVA 2016

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. +info

Acepto las cookies de esta web.